Grandes Villanos de Marvel Universe: Doctor Doom

Despedimos el año con uno de los villanos de comic más grande jamás creados: el inefable Victor von Doom.

La primera cosa que uno podría pensar es: ¿por qué mola tanto Dr. Doom? ¿Es por su aspecto majestuoso? ¿El hecho de que sea uno de los prototipos del villano de todos los tiempos? ¿Acaso no hay otros villanos igual de grandes pero muchísimo menos apreciados?

En realidad hay una cosa muy importante a considerar, la misma de hecho que hace que Magneto sea otro de los grandes villanos: cuando se cuenta una historia donde aparece Doom, el verdadero protagonista de esa historia ES Doom. Desde el primer momento Doom es un personaje con el que simpatizamos hasta la médula. La vida no le ha tratado nada bien: siendo niño su madre fue perseguida y ajusticiada por bruja, y el joven Victor no tardó en encontrar la que sería la obsesión de su vida: el poder. Poder para no estar por debajo de nadie, para no tener que rendir cuentas a sujetos que son, a su juicio, inferiores a sí mismo.

Victor es un tipo muy arrogante, despreciable en su juventud. Pero la vida le va enseñando varias lecciones de humildad que le hacen aprender a controlar su genio y enfocarlo de maneras más... provechosas. Un accidente de laboratorio le deja con el rostro horriblemente desfigurado. Tal es el horror de sus cicatrices que hasta un Dios como Thor por poco pierde la razón al ver su semblante al descubierto. Pero Doom no se deja amilanar por algo como eso. Más aún, lo convierte en su fortaleza, como demuestra la página inferior.


Doom es un genio, posiblemente uno de los dos hombres más inteligentes del mundo, junto a su eterno rival, Reed Richards, más conocido por liderar ciertos Cuatro Fantásticos. Pero sus ambiciones van más allá de la rivalidad o la mera venganza. Los demás, más que un fin, son un obstáculo a sus deseos. Su ascenso comienza convirtiéndose en monarca de su propio país natal, Latveria, lo que le dota de una clase de inmunidad con la que los héroes rara vez se encuentran: diplomática. Con su genio aventajado se construye una armadura personalizada que hace que la de Iron Man parezca un cubo de la basura (con campo de fuerza impenetrable, unos repulsores capaces de poner en órbita a la Cosa y otras virguerías). Tan alucinante es su dominio de la ciencia que Doom posee en su castillo ni más ni menos que una máquina del tiempo de uso personal. Unos tienen una Playstation 3 en el salón de casa, él fue un poco más allá.


Por si eso fuera poco, Doom es un experto en el arte de la brujería, capaz de realizar conjuros de cierto nivel, un don heredado de su madre y de sus antepasados gitanos. Sin embargo, aunque todas estas apabullantes habilidades por sí solas bastarían para darle un lugar de honor en cualquier panteón sueprvillanesco, son meras sombras pálidas comparadas con la cualidad y el don que mejor le definen: su extrema perseverancia y ambición.

El ansia de poder de Doom carece de todo límite. Creo que una de las historias de Marvel que mejor lo muestra son las míticas Secret Wars. En esta historia, una entidad llamada el Todopoderoso convoca a los mayores héroes y villanos del Universo Marvel para que luchen entre sí, pues le fascina el concepto del bien y del mal y desea verlo y estudiarlo con más detalle. Para el bando ganador, promete todo lo que puedan querer: no hay límites para él a la hora de hacer realidad cualquier deseo. Pronto todos los villanos pierden la cabeza y se embarcan en una loca batalla de proporciones dantescas contra los héroes. Doom, no.


Victor von Doom no tiene el menor interés en pelear contra los héroes. Lo que hiere su orgullo, lo que no puede tolerar ni tolera, es obedecer las órdenes de un ser superior, ser su marioneta, que todos ellos sean, como él mismo dice, ' microbios en un portaobjetos'. Doom desea, simple y llanamente, el poder del Todopoderoso, y para ello, mientras los demás se enzarzan a tortas, él planifica primero cómo amplificar sus poderes por medio del villano llamado Klaw, acto seguido se hace con el poder de Galactus (algo que por sí solo podría bastar para satisfacer las ansias de cualquiera) y finalmente se lanza a un un one vs one contra el mismísimo Todopoderoso. A pesar del inmenso poder que Doom emplea en la batalla, sigue siendo ésta una lucha de David contra Goliath, con frases épicas como 'la agonía, la náusea, el horror, son inimaginables. La muerte es una escapatoria que otros mortales agradecerían... ¡pero él es Doom!'

Y así, por mera fuerza de voluntad y una constancia imbatible:


¡Doom ve cumplido su deseo! Tiene los poderes del Todopoderoso, virtualmente hablando un ser sin igual en el Universo. ¿Pero eso le basta a Doom? ¡No! Él quiere más, y su ambición roza la locura: planea atacar al mismísimo Mefisto (que en Marvel es tanto como decir atacar a Satanás), el señor del Inframundo, y recuperar el alma de su madre, torturada por los siglos de los siglos por brujería. Sin embargo sus planes fracasan porque... ¡alto! No puedo, no debo seguir hablando, si deseáis conocerlo, leed las Secret Wars... un comic mítico y épico como pocos.

¿Hace falta más para que Doom esté en vuestro pedestal particular? ¿Sí? ¿Y si os digo que él fue la inspiración para crear otro villano de rostro escondido tras una máscara? ¿Un tipejo de negro conocido como... Darth Vader? ¿No os basta? Puede que algunos digais, 'sí, estaba bien Doctor Doom, pero ahora es un villano pasado de moda'. ¡Error!

Este mismo mes, número de diciembre de 2012 de los Cuatro Fantásticos en España. Doom ha sido exiliado en una dimensión muerta, un lugar desde el que se pretendió darle caza... de maneras que no podríais ni imaginar. Pero Doom siempre sobrevive. Doom se alza siempre de sus cenizas. Consigue un ejército de súbditos fieles que, por motivos que no puedo desvelar para no espoilear la historia, le seguirán hasta el fin de los tiempos. Se hace, además, con el objeto más poderoso del Universo: el Guantelete del Infinito de la dimensión en la que está atrapado. Y como uno no basta, consigue el de otra dimensión. De ese modo, camina hacia su trono, mientras sus acólitos vitorean su nombre:


Y como colofón a esta impresionante escena, un Doom que ha estado callado, pensativo incluso, que es consciente del abanico de ilimitadas probabilidades que se abren ante él, pronuncia una lapidaria frase que debería pasar desde hoy mismo a la historia de las frases más profundas pronunciadas por villanos:


'Aquí puedo construir'. Y la siguiente página del comic está totalmente en negro, porque no hay nada más que decir, ya está todo dicho.

Y no es mucho más lo que puedo decir yo tampoco. El carisma de Doom hace que sea difícil añadir nada más, él mismo se ha ganado su puesto de gran villano gracias a esa secreta admiración que le profesan millones de lectores, que hacen que casi sea él el protagonista de la historia, que te hace imaginar al revés, no pensar '¿lograrán detener a Doom?', sino '¿logrará Doom esta vez su objetivo?'

En la lista de los mejores villanos de comic de todos los tiempos, Doctor Doom está en el número 3, sólo superado por el Joker y Magneto, dos villanos cuya ascensión al podio tiene mucho que ver con lo bien que han sido llevados al cine, cosa que no puede decirse de Doom, convertido en una sombra de lo que es en las películas de los Cuatro Fantásticos. Pero todos sabemos el motivo, realmente. Doctor Doom no funciona como el villano de una película, porque, en el fondo, en nuestra mente desearíamos todos que fuera el protagonista.

Ir al índice de villanos

8 comentarios:

Raelana 31 de diciembre de 2012, 0:57  

Por lo que cuentas, ¡mola! :)

Magnus Dagon 31 de diciembre de 2012, 1:00  

Doom es un grandísimo personaje, tanto que llegó a tener su propia colección en el Universo 2099 (los héroes más clásicos de Marvel, como Spider-man, X-Men o Castigador, trasladados al año 2099).

Y en ese futuro, por cierto, Doom es el amo del mundo... XD

WilliamDarkgates 31 de octubre de 2013, 0:13  

Originalmente Doom no me gustaba, pero luego de leer algunos comics, y detestar aun mas a los 4F terminé por admirarle. Especialmente Future Fundation. Su relación con Valeria, la hija de Reed, es fenomenal. Por cierto, que curioso que lo llamases Doom, en vez de Muerte como se conoce en España.

Magnus Dagon 31 de octubre de 2013, 8:58  

'Tío Muerte', creo que llamaba Valeria a Muerte, ¿no? :D

La verdad es que para mí ambos nombres son indistintos, por haber leído en ambos idiomas, aunque Doom me gusta más, tiene un matiz más concreto que un simple 'Muerte', me suena más a apellido, y el 'Von Doom' como que suena bien, conjuntado...

Sin embargo otros nombres en castellano me suenan mucho mejor, como esa excelente reinterpretación de 'Silver Surfer' que es 'Estela Plateada'.

WilliamDarkgates 31 de octubre de 2013, 15:00  

Sí, lo llama tío y lo trata como tal. Cosa curiosa que la hija de Reed sea muy parecida a Doom. Es como justicia poética. Von Doom es más sonoro.

Magnus Dagon 31 de octubre de 2013, 16:41  

Es que en realidad Richards y Doom son más parecidos de lo que parece, ambos son manipuladores del entorno que les rodea... el propio Doom dice que Richards es un genio porque a veces actúa como un gran villano y ha conseguido que sean otros los que lo parezcan...

alexmartos 31 de octubre de 2013, 19:45  

Con tu permiso, aprovecho para comentar de nuevo.

A mi me gusta mucho un episodio de los 4F de Byrne llamado "interludio", episodio narrado y protagonizado por el mismo Doctor Muerte en donde lo vemos realizando sus quehaceres cotidianos como monarca de Latveria: impartiendo justicia a sus subditos, asearse, ser vestido por sus robots, cuidando de Kristoff como si realmente fuera su hijo (la escena donde lo levanta en brazos como jugueteando, es impagable)..realmente un episodio muy curioso que solo se le podía ocurrir a Byrne, pero espléndido al fin y al cabo..no sé si alguien se acercó tanto a la figura de Muerte como Byrne cuando estuvo en los 4F..todos los "Muertes" que han venido después me han sabido a poco.

Magnus Dagon 1 de noviembre de 2013, 11:21  

Byrne tenía ideas muy curiosas... esa parece que hubiera sido influenciada por el mismísimo Claremont, que tanto adoraba lo costumbrista...

Publicar un comentario

Contacta con el autor

dagon.magnus(arroba)gmail.com


Los Caídos

Los Caídos
"No fue el fin... sino el principio"

The Jammers

The Jammers
"De pequeños queríamos ser estrellas del rock o tener poderes. Ellos consiguieron ambas cosas"

Perséfone

Perséfone
"La visión es el arte de ver lo que es invisible para otros"

Outcast

Outcast
"Puede verlo todo, y recordarlo todo... pero nadie puede recordarle a él"

Balamb Garden

Visitas