Viernes de superhéroes bizarros: Optimus Prime

Era sólo cuestión de tiempo que esto pasara. Es vox populi que soy un GRAN fan de los Transformers en general y de Optimus Prime en particular, y si no me creeis, echad un vistazo a Los Caídos y a Outcast, y a ver cuántos nombres os suenan... robóticos.

De Optimus Prime prácticamente podría hacer una tesis doctoral, y la cosa da en términos creativos para ello, pero nos centraremos en lo más interesante, además de unas cuantas curiosidades.

Para los que no sepan qué son los Transformers, se tratan de unos robots que provienen del planeta Cybertron y tienen la peculiaridad de que pueden tomar formas 'alternas' que pueden cambiar según el entorno en que se encuentren, aunque una vez que eligen una, esa suele permanecer por mucho tiempo, tal vez cientos o miles de años, hasta que elijen otra.

El principal problema de Cybertron es la escasez energética, motivada sobre todo por culpa de una guerra civil entre sus dos facciones militares: los tranquilos Autobots, partidarios del diálogo con otras especies y de una gestión sostenible de los recursos, y los belicistas Decepticons, con intereses de conquista intergaláctica y sin ninguna clase de miramiento hacia los débiles. Es interesante que más adelante en la serie se revela que ambos bandos son descendientes de robots esclavos, los Autobots con fines domésticos, los Decepticons con fines militares. Con lo cual cabe especular hasta qué punto los Decepticons son 'malos' y no están siguiendo simplemente su naturaleza, aunque hay también cambios de bando y notables traiciones.

Optimus Prime es el líder de los Autobots al principio de la serie. Sea cual sea la continuidad que se siga (serie, comic antiguo, comic moderno) siempre hay un punto más o menos común y es que Optimus es elegido para ser el líder de los Autobots. Porta en su interior un objeto, llamado la Matriz, que posee fenomenales poderes tales como acceso a las mentes de los grandes líderes del pasado, además de otros de carácter meramente físico con los cuales derrotar a poderosos enemigos.

La cualidad principal de Optimus Prime, y que lo define a la perfección, es su compasión. En la serie original ambos bandos abandonan Cybertron, agotado de energía, y se estrellan en la Tierra, quedando hibernados durante la friolera de cuatro millones de años. Para cuando despiertan es el siglo XX y los humanos ya estamos metiendo ruido, por lo que adoptan formas de vehículos, aviones y demás. Optimus y los Autobots abogan de manera clara por una alianza con los humanos, mientras que los Decepticons prefieren expoliar nuestros recursos y aniquilarnos. Aquí reside una gran diferencia entre ambos bandos; de no ser por esto, en el fondo serían robots luchando entre sí, a cada cual más grande que el anterior. Es cierto que los Decepticons no se caracterizan por la nobleza ni por tener un caracter amistoso ni siquiera entre ellos mismos, pero hay muchos de ellos que son nobles y tienen sentido del combate y del honor y que por lo tanto, de no ser por su desprecio hacia los humanos y otras razas, podrían haber sido perfectamente Autobots.



La compasión de Prime y su tremenda voluntad de autosacrificio roza los límites de lo legendario. Es una fuerza inspiradora para los suyos y son muy pocos los que no le seguirían hacia donde fuera (sólo los reclutas novatos y de reciente creación, como los Dinobots o los Aerialbots, dudan de su liderazgo por diversos motivos, todos ellos injustificados). Su eterna archinémesis es el líder de los Decepticons, Megatron, y la fijación que tiene cada uno de ellos por acabar con el otro es verdaderamente patológica. Llevan luchando millones de años en un conflicto que parece no tener fin, vayan al planeta que vayan.

El diseño original de Optimus es japonés, y su nombre allí es 'Convoy'. La persona que le bautizó para la posteridad con el nombre con el que millones de niños le conocieron después es Bob Budiansy, guionista de Marvel Comics. Los bocetos iniciales eran más realistas y mostraban todas las ruedas, por ejemplo, al igual que ocurría con los demás Autobots (todos los Decepticons originales eran aviones o objetos extraños como pistolas o walkman, pero nunca vehículos terrestres). El dibujante Floro Dery eliminó las ruedas y estilizó los diseños, matando en cierto modo el realismo pero dando un aspecto más 'insondable' a la transformación.

La inspiración directa para Optimus Prime fue una línea de juguetes llamada Diaclone, padre directa de los Transformers. Con ciertas variaciones de ahí nació el que sería el juguete de Optimus Prime que casi todos los de la generación de los ochenta recordamos, de la línea que luego fue bautizada por los fans como 'G1' (Generación 1). Por cierto que al contrario de lo que uno podría pensar, encontrarlo es muy fácil y el precio es bastante barato, alrededor de 30-35 euros. Si uno busca bien, claro.


El hecho de que los juguetes fueron casi siempre previos al modelo animado (con algunas excepciones) es la raíz del motivo de que no sean siempre parecidos a lo que se veía en la serie o se leía en el comic. Optimus no salió mal parado, pero había casos indecentes como Ironhide o Ratchet, unos Autobots cuyos juguetes carecían de cabeza, o el propio Megatron, cuyo parecido era cuanto menos tangencial.

Es muy posible que Optimus Prime alcanzara la categoría de mito cuando se decidió que, para dar impulso a nuevos personajes (y por tanto nuevos juguetes), se haría una peli en la que todos o casi todos los personajes de las temporadas previas la espicharían y darían paso a nuevos y futuristas Autobots y Decepticons. De ese modo la épica batalla entre Optimus Prime y Megatron acaba en tablas, y ambos perecen fruto de las heridas inflingidas. Aunque en el caso de Megatron se reforman los restos para crear el siguiente líder Decepticon, Galvatron, el sustituto de Optimus es el odiado y poco entendido Rodimus Prime, o como lo conocían los niños y los fans en la actualidad, ese que no le llega a la suela del zapato a su predecesor. Aunque precisamente por eso, el personaje tiene un puntillo de interés.

La película de Transformers de 1986 (no confundir con las de Michael Bay, de ESO mejor no hablamos, por favor) fue una verdadera revolución en su momento. La escena de la muerte de Optimus es de una crudeza y regodeo lacrimógeno tal que sorprende teniendo en cuenta el público al que iba dirigida. Cuenta la leyenda urbana que un niño que fue a ver la peli al cine se tiró dos semanas encerrado todo traumao porque había visto morir en pantalla grande a su héroe de toda la vida. Me pregunto qué habrá sido de ese niño. Imagino que el trauma le habrá extirpado toda bondad, sus nuevos héroes serían los Decepticons y con ánimo de hacer el Mal se habrá convertido en político. O tal vez banquero.

Más adelante en la serie, y por masiva petición popular, Optimus fue resucitado, y eso añadió un nuevo estatus al personaje. A partir de ese momento, en casi todas las series posteriores (que jamás tendrían la repercusión que tuvo la primera serie) Optimus repitió estos patrones de manera similar, muriendo para resucitar, a menudo de una manera que rozaba lo místico, incluso lo Artúrico, y siempre con la omnipresente Matriz de por medio. Hubo otros líderes después de él (el mencionado Rodimus Prime, Fortress Maximus, Star Saber) pero ninguno se acercó siquiera en popularidad al ya mencionado Optimus. Aunque Star Saber mola cantidad, y quien piense lo contrario que me vaya esperando en la calle que luego voy pa allá.


La encarnación más reciente de Prime, y de los Transformers en general, es el excelente videojuego Fall of Cybertron, y en el que se centran en la Gran Guerra que asoló Cybertron, por lo que el aspecto de Optimus no es muy terrestre pero, como dirían los ingleses, completamente badass.

Figuras de Optimus Prime a lo largo de los años ha habido toneladas, no sé si miles pero seguramente cientos. Aparte del ya mencionado G1 Optimus Prime, ha existido el llamado 'Classic' Optimus Prime, más moderno y articulado:


Una versión de unos 6 centímetros bastante molona y resultona:


O la versión de la colección 'World Smallest Transformers', que son preciosas miniaturizaciones de los juguetes originales, tan diminutos que no sobrepasan el medio pulgar de estatura:

  
Mención aparte merece el la colección llamada 'Masterpiece', figuras cuyo objetivo es ser auténticos facsímiles transformables de como eran los personajes de la serie y el comic (justo lo que las figuras originales no eran), a veces rayando en lo enfermizo, por ejemplo escondiendo las ruedas mediante intrincados procedimientos:


Este de aquí es la versión más actual, también conocida como MP-10. Si algún fan se siente alguna vez generoso ya sabe lo que puede regalarme, aunque mejor no os digo lo que cuesta XD

Y en próximas semanas, y porque un héroe no es nada sin un villano: ¡Megatron! Otro personaje realmente molón en todos sus aspectos y casi (casi) tan archifamoso como el propio Optimus Prime.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contacta con el autor

dagon.magnus(arroba)gmail.com


Los Caídos

Los Caídos
"No fue el fin... sino el principio"

The Jammers

The Jammers
"De pequeños queríamos ser estrellas del rock o tener poderes. Ellos consiguieron ambas cosas"

Perséfone

Perséfone
"La visión es el arte de ver lo que es invisible para otros"

Outcast

Outcast
"Puede verlo todo, y recordarlo todo... pero nadie puede recordarle a él"

Balamb Garden

Visitas