Viernes de Superhéroes Bizarros: los colores en los superhéroes

Una de las ventajas que tiene el mundo del comic con respecto a la literatura es que la imagen puede ejercer una poderosa influencia sobre el lector. Los diseños empiezan a cobrar importancia, y también los colores, aunque no en todos los casos (pues en el mundo del manga, muchas veces en blanco y negro, no pueden ser apreciados más allá del blanco, negro y los tonos intermedios).

En el mundo de los superhéroes, sin embargo, los colores son una cosa, más que importante, crucial. La verdad es que ignoro hasta qué punto son un asunto creativo de los guionistas o de los dibujantes, pero lo que está más que claro es que no es un asunto dejado al azar. Bueno, al menos en los personajes, digamos, memorables, porque si uno se para a ojear comics viejos de esos que ya nadie recuerda, aparece cada esperpento de colores chillones y ridículos que casi es necesario tomarse una aspirina para combatir las migrañas que entran al mirarlos fijamente.

Y es que en los inicios de los superhéroes había una especie de norma no escrita pero que sin embargo se respetaba a rajatabla salvo en contadas excepciones: para los héroes se usan colores que transmiten calidez, mientras que en el caso de los villanos sucede todo lo contrario. ¿Es algo casual? Ni mucho menos, pero de momento no me pararé demasiado en ejemplos, eso vendrá dentro de nada. Sólo mencionar que incluso en la actualidad se sigue esa norma, o si no, por poner un ejemplo tangencial al mundo de los comics, piensen en la mítica serie de los transformers, donde hay personajes para dar y tomar. El esquema de color de los autobots, en la mayor parte de los casos, utiliza colores cálidos, o al menos de tonos suaves. Los decepticons, sin embargo, se caracterizan por colores fríos, incluso versiones apagadas de colores cálidos (azul oscuro, granate, etc). Recontra, si incluso el símbolo de los autobots es de color rojo y el de los decepticons de color púrpura…

(a las pruebas me remito... aquí, ambos emblemas)

Hablando de rojo y púrpura, ahora viene lo que es uno de los asuntos relativos al color para los supertipos que más me gusta. Centrémonos en el mundo Marvel. Pensemos en todos los personajes clásicos que fueron creados por Stan Lee y un montón de dibujantes y diseñadores cuyo porcentaje de mérito nunca sabremos, como Steve Ditko y Jack Kirby. Si se fijan bien, hay un alto, altísimo predominio del esquema rojo y azul en los héroes. La lista es, de hecho, inmensa: Spiderman, Capitán América, los Cuatro Fantásticos, Thor, Doctor Extraño, etc. De hecho, el caso del Capitán América es el que sirve para darse cuenta de que no hay nada aleatorio en esos dos colores, los colores que componen la bandera de los Estados Unidos en mayor proporción. Sin entrar en engorrosos argumentos políticos, está más que claro que la asociación de esos colores con los flamantes personajes heroicos es más que significativa. Fuera del mundo Marvel, el paladín de la justicia misma lleva también esos colores. Me refiero, por supuesto, a Superman. Y volviendo a los transformers, hay uno de ellos que también responde a esos colores: Optimus Prime, prácticamente un Superman de metal, el prototipo perfecto del defensor del modo de vida americano, con frases como “freedom is the right of all sentient beings”. Una frase que aparece en el trailer de la película, así como su esquema rojiazul (y no, Optimus Prime no es hincha del F.C. Barcelona).

Los héroes mencionados, de izquierda a derecha... hacer clic para ver el predominio de rojo y azul en detalle

Hay que admitir una excepción, proveniente de la misma serie, y es el decepticon Starscream. Su patrón de colores es claramente rojo y azul (con cierto predominio del blanco, también) y es, sin embargo, más malo que el hambre. Sin embargo se trata de un personaje complicado y peculiar, que cuenta con gran cantidad de lectores/telespectadores a los que agrada (como yo mismo). En series posteriores se le llega a dotar de cierta nobleza interior, de la que carecía por completo en la serie original, e incluso se convierte en miembro de los autobots por un tiempo. Resulta interesante mencionar que en la serie original había otros dos decepticons que eran exactamente iguales a él físicamente hablando y sólo se diferenciaban en el color (en concreto eran Skywarp, negro, y Thundercracker, azul claro). Apenas se da cancha a estos personajes en detrimento de Starscream, el eterno aspirante a líder, y no debería haber duda acerca de que los colores fueron determinantes para decidir cuál de esos tres personajes sería el de personalidad más fuerte.

Starscream es un villano con colores de héroe, pero que a menudo es retratado con tintes heroicos

Volviendo al Universo Marvel, en el lado contrario tenemos a los villanos. A veces monstruos sin conciencia, a veces orgullosos manipuladores, a veces simplemente ladrones de poca monta, pero en general muchos de ellos unidos por el patrón cromático. Y si para los héroes se trataba del rojo y el azul, un vistazo a los colores de la época evidencia que el púrpura y el verde eran los colores del mal por excelencia en muchísimas ocasiones. Inicialmente me dio por pensar que se debía a un toque más del genial Steve Ditko, porque la lista de enemigos de Spiderman uniformados de esa manera era inmensa: Misterio, el Duende Verde (con la característica implícita en su propio nombre), Doctor Octopus (que en aquella época siempre vestía de verde), Escorpión, el Hombre de Arena, el Buitre, el Lagarto (que ya no es que vista de verde, es que él en sí es verde; por otro lado, ¿a nadie nunca le ha parecido forzado un personaje con los pantalones de color púrpura?). Sin embargo, si ampliamos un poco las miras a otros villanos clásicos del mundo Marvel el patrón permanece: Hulk (que empezó como gris pero pronto pasó al verde y púrpura y, no lo olvidemos, en sus inicios no era considerado un héroe), Doctor Muerte, Galactus, Kang, los Skrulls, Escarabajo, la Bruja Escarlata, Loki… la lista es inmensa y seguro que otros más entendidos pueden completarla mejor que yo.

De izquierda a derecha y de arriba abajo, Mysterio, el Duende Verde, Doctor Octopus en sus inicios, Hulk, Kang y Lizard. Todos ellos creados por Stan Lee pero no diseñados por los mismos dibujantes

Y como antes, hay alguna que otra excepción notable que reseñar. La más notable que he visto es Magneto, otro personaje, al igual que Starscream, de bando aparentemente definido pero con suficiente cerebro como para aliarse con el enemigo si lo cree conveniente. Los colores de Magneto son una amalgama de los patrones anteriores: rojo y púrpura. El personaje de Magneto, de hecho, no siempre fue malvado. Ignoro si dicha elección llegó hasta tales extremos de sutileza, pero no hay duda de que algo se debió cocer en el momento en que Stan Lee o Jack Kirby (probablemente éste último) decidió, “sí, vestirá de rojo y morado”.

Y en efecto, estos patrones superaron las barreras del Universo Marvel y fueron compartidos por otros personajes malvados clásicos. El Joker, sin ir más lejos, es un perfecto ejemplo del uso del púrpura en los villanos. El púrpura parece el color que predomina de manera clara a la hora de definir como villano a un personaje, sobre todo si es el más presente. Si se pudiera hacer una especie de test en el cual, de una serie de personajes desconocidos, hubiera que decir si son héroes o villanos, creo que un alto porcentaje de personajes con predominio del púrpura serían catalogados de villanos. El verde es un color algo más permisivo, que puede incluso resultar agradable en ciertas ocasiones. Ahí está, por ejemplo, Linterna Verde para demostrarlo.

El cine reciente no se ha sustraido al uso del púrpura y verde para sus villanos

Hay otros colores cuyo uso parece ser más indistinto, como el caso del amarillo, empleado al principio en Daredevil (y sustituido por el rojo en un acierto de cambio de estilo) y de gran predominio en Iron Man. En los villanos también aparece, por supuesto. Define con bastante claridad a Electro, sin ir más lejos, y muchos de los enemigos de Linterna Verde lo poseen también (el anillo que usa Linterna Verde no afecta a los enemigos que visten de amarillo, como se le ocurrió a algún guionista cuanto menos original e ingenioso).


 El amarillo es de uso indistinto para héroes (como Daredévil) y villanos (como Electro). Nótese el bastón rojo de Daredevil y los retazos verdes del traje de Electro

Este espectro de colores ha estado muy presente desde entonces. La elección que se hizo en los sesenta no ha sido ignorada y ha marcado el camino posterior en diseño. Tal vez las cosas hubieran ido por otros derroteros bajo distintas circunstancias. Casi se puede decir que fue una norma, y como toda norma, llegó el momento de transgredirla.

Creo que no me equivocaría si dijera que la perversión de los colores empezó al mismo tiempo que la perversión de los héroes. En el momento en que se instaló la ambigüedad, aparecieron los patrones confusos. Hubo, además, héroes que se volvieron villanos, villanos que se volvieron héroes, lo que contribuyó más aún al pequeño caos. Sin embargo hubo un color que de repente surgió con gran fuerza: el negro.


La época dorada del negro llegó con los héroes de moral dudosa, como el Castigador. El negro siempre ha representado, en nuestra cultura europeo-americana, lo oscuro, lo prohibido, lo siniestro, lo “feo”. Tal vez se deba al hecho de que las sombras producen oscuridad, tal vez se deba al hecho de que los crímenes son asociados a la oscuridad (cuando muchos de ellos, en realidad, se cometen a plena luz del día); seguramente también ha sido esencial el hecho de que nuestro propio cuerpo funciona en base a la luz, y por ello su ausencia produce depresiones y abatimiento. Por mucho que haya tribus urbanas que se sientan más cómodas “en la penumbra”, es una realidad incontestable: el ser humano que vive apartado de la luz se marchita como si de una planta se tratara.

Pasado vs Futuro: una nueva generación imponía sus colores

El negro comenzó a invadir, entonces, los comics, y fue recibido con los brazos abiertos. Alan Moore, Frank Miller, Rick Leonardi y muchos otros amortajaron a los héroes al tiempo que recrudecían los argumentos. Sin embargo no todos los héroes soportaron el transplante. Spiderman no lo admitió, a pesar del fantástico diseño del traje negro, sencillamente porque aunque se trataba de una elección muy cuidada y vistosa no la necesitaba en absoluto, y de ese modo el traje fue heredado por Veneno, que no tardó en ser otro antihéroe más de aquella época. Batman, sin embargo, aceptó el cambio de tan buen grado que su anterior traje azul y gris es cosa del pasado y Robin fue omitido en gran medida de su entorno. Otro personaje fruto de aquellos años es Sandman, otro estandarte del negro, el personaje gótico por excelencia. Su ropa podía variar de victoriana a clásica o a gabardina y vaqueros, pero el negro siempre estaba presente y más que presente: incluso los bocadillos en los que hablaba eran de color negro.


De modo que poco a poco la moda se estancó y se regresó a los orígenes. Marvel tuvo la tentación de hacer segundas versiones de todos sus personajes donde muchos de esos colores evidenciaban el momento de oscuridad que sobre los personajes se cernía (colores más fríos en el traje de Daredevil, negro y gris para Máquina de Guerra, azul más oscuro para el Usagente), pero finalmente todo volvió a su cauce. Ya se sabe, las modas son como un saco, cuando ya no cabe nada metes la mano y coges lo que tenías en la parte de abajo.

Hay dos villanos donde el asunto de los colores está especialmente bien cuidado. Uno de ellos es Harvey Dos Caras. Dos Caras es un personaje donde se puede ver con mucha claridad todo lo comentado anteriormente. La mitad de él es esencialmente buena, no heroica pero al menos no malvada, los colores varían según el dibujante pero suelen ser apagados, modestos y sencillos. La otra mitad, sin embargo, es un frenesí de los colores anteriormente mencionados, en especial el púrpura y el negro. Incluso su propio rostro mutilado presenta colores como el púrpura y el verde.


Otro personaje interesante, esta vez de Marvel, es el Duende. Para crear al Duende, Roger Stern prestó mucha atención al tema de los colores. El motivo es que quería constatar con claridad que el Duende era un villano, pero al mismo tiempo deseaba alejarse del esquema original del Duende Verde. Si se hace una revisión de un clásico hay dos opciones, o tratas de ser muy similar o te alejas del original, y Stern optó por el segundo caso. Es por eso que el naranja y el azul no fueron colores arbitrarios. El naranja además cumplía con una premisa de color contrapuesto al rojo y azul de Spiderman, y el azul resultaba ser un buen complemento a éste último.


Como último ejemplo, es interesante mencionar cómo uno no se puede sustraer al poder de los colores mencionando la saga de Spiderman llamada Crisis de Identidad. En esa saga Spiderman debe permanecer en el anonimato debido a una recompensa de cinco millones de dólares que Norman Osborn ofrece por su cabeza y decide usar cuatro nuevas identidades. Una de ellas tiene predominio del azul y amarillo. Otra de ellas tiene predominio del púrpura, y las dos restantes tienen predominio de colores grises, siendo una de ellas de color negro por completo. Pues bien, bajo la identidad de Prodigy, Spiderman es considerado un nuevo héroe; bajo la identidad de Hornet, engaña a Norman Osborn, que lo toma como un personaje al que manejar; bajo la identidad de Ricochet, se codea mano a mano con sus enemigos y por último, bajo la identidad de Dusk, se deja llevar por su lado más oscuro sin ser capaz de evitarlo. Asociar cada historia con cada esquema de color no es demasiado complicado, y es una buena muestra de que los colores, en efecto, son tan importantes como el traje a la hora de diseñar un personaje de comic.


Y eso sí, tengo una última cuestión que aún hace que me devane los sesos. Si los defensores del bien van vestidos con los colores de la bandera de los Estados Unidos… ¿habrá algún país del mundo al que odien los yanquis con una bandera verde y púrpura? Yo por si acaso, si viajo a USA algún día procuraré llevar siempre vaqueros azules y camisetas rojas.

4 comentarios:

WilliamDarkgates 4 de agosto de 2013, 19:13  

Curiosamente en la psicologia del color el verde tiene significados realmente positivos, aunque he encontrado algunos negativos como los siguientes :
El verde tiene una fuerte afinidad con la naturaleza y nos conecta con ella, nos hace empatizar con los demás encontrando de una forma natural las palabras justas.

Es el color que buscamos instintivamente cuando estamos deprimidos o acabamos de vivir un trauma. El verde nos crea un sentimiento de confort y relajación, de calma y paz interior, que nos hace sentir equilibrados interiormente.

Meditar con el color verde, es como tomarse un calmante, para las emociones. El verde oscuro representa el principio de la muerte y es indescriptible. es la negación de la vida y la alegría.

El verde lima o el verde oliva, pueden tener un efecto perjudicial, tanto físicamente como emocionalmente.

Cuando se juntan el verde y el amarillo, pueden despertar sentimientos de envidia, resentimiento y posesión.

El color verde está asociado a los signos Tauro, Libra, Virgo, Capricornio (verde oscuro) Acuario y Piscis (verde mar).

En cuanto al purpura

El violeta claramente representa la mezcla entre rojo y azul; furia y calma, viveza y opacidad, presenta dos caras, en este color conviven tanto elementos estimulantes como elementos inhibidores del rojo y azul, respectivamente.
Podemos decir, entonces, que el violeta representa una intranquilidad interna e inestabilidad.
Se dice que es color de los adolescentes, ya que su característica principal es la ambivalencia, la contradicción y los sin sentidos. Esto el violeta lo representa a cabalidad.
También este color se asocia a la locura, por la introspección que sugiere; es un color bipolar y ambiguo.
En su significancia popular se le relaciona a la tristeza, aflicción, profundidad, martirio y misticismo. Por otro lado, ya que nos estamos refiriendo a un color con doble significado, podemos decir que también eleva todo aquello que es espiritual y hermoso, purifica y limpia, es tan potente que puede impulsar a sacrificarse por un gran ideal, proporciona mucho poder y voluntad.
Variando al púrpura es dignidad, suntuosidad y realeza; en la antigüedad se hacía uso de este color para teñir las prendas de la nobleza. Mezclado con negro es deslealtad, desesperación y miseria. Mezclado con blanco: muerte, rigidez y dolor.

creo que los aspectos negativos podrían dar una idea del porque de estos dos colores. Pero creo que si ahondáramos tras las razones descubriríamos que no hay ninguna, que todo es una interesante coincidencia.

Magnus Dagon 4 de agosto de 2013, 19:17  

Mmm... no creo en las coincidencias. Hay un motivo detrás de esto, que puede ser frívolo como que son colores fríos y ya está, o más sutil y paranoico, pero haber, hay un motivo claro. La multitud de ejemplos anteriores lo justifican.

Otro ejemplo muy curioso: en la serie original de Transformers, Megatron es blanco (un color del que poco he dicho), pero el Megatron de la serie de Armada es:

http://images3.wikia.nocookie.net/__cb20070925111861/transformers/images/0/00/Armada_Megatron_FirstEncounter_surprise.jpg

Por cierto, los ojos de los Autobots casi siempre eran azules, y los de los Decepticons casi siempre eran rojos...

Spartan George 13 de febrero de 2014, 23:14  

Por comentar brevemente (que tampoco tengo mucho que decir) a tan magna escena, diré que lo que comentas de si no resultan forzados unos pantalones morados... Yo siempre lo pensé, y me sentía muy solo hasta que vi "El increíble Hulk", donde a Banner le cuesta bastante aceptar que tiene que ponerse esa horterada porque eran "los únicos pantalones elásticos que quedaban en la tienda" xDDD

Magnus Dagon 14 de febrero de 2014, 8:54  

No es de hecho el único guiño a indumentarias en las pelis modernas, porque si no recuerdo mal Lobezno se queja de los uniformes en la primera peli de X Men y algo menciona Cíclope de spandex, y en Spider-man 2 el trepamuros está en una escena de broma en un ascensor con un neoyorquino porque ha perdido temporalmente los poderes, le dice 'mola el disfraz' y Spider-man dice "me tira un poco de... ahí" XD

Publicar un comentario

Contacta con el autor

dagon.magnus(arroba)gmail.com


Los Caídos

Los Caídos
"No fue el fin... sino el principio"

The Jammers

The Jammers
"De pequeños queríamos ser estrellas del rock o tener poderes. Ellos consiguieron ambas cosas"

Perséfone

Perséfone
"La visión es el arte de ver lo que es invisible para otros"

Outcast

Outcast
"Puede verlo todo, y recordarlo todo... pero nadie puede recordarle a él"

Balamb Garden

Visitas