Grandes juegos desconocidos de Super Nintendo/Super Famicom

Ahora que casi todo el mundo posee en su casa un emulador con el que poder disfrutar de grandes juegos del pasado, o de una consola con la cual poder conseguirlos online como extras adicionales, creo que es buen momento para sacar un post como este. Una amplia, MUY amplia experiencia como jugón de Super Nintendo me avala.

En este post no voy a hablar de grandes juegos como pueden ser Legend of Zelda, Street Fighter 2, Super Mario Kart o Yoshi's Island. Estos juegos estarían en casi cualquier lista que se hiciera de juegos de la plataforma. Os voy a hablar de perlas escondidas que, o bien casi nadie llegó a apreciar, o bien el paso de los años ha relegado a un injustísimo olvido.

Quiero agradecer también el post de http://www.racketboy.com/retro/best-undiscovered-super-nintendo-snes, gracias al cual he completado la lista con la categoría de 'otras webs recomiendan', además de inclusiones propias y personales.

¿Empezamos? ¡Vamos!

ESTRATEGIA

Act raiser


Pocos juegos de estrategia tuvo la Super Nes, pero Act Raiser es uno de los más originales. Mezclando construcción pura y dura al estilo Sim City con fases de avanzar y matar enemigos, tenemos que asumir el papel de un Dios que debe recuperar el mundo, altamente corrompido por demonios, para sus fieles. Para ello primero bajará a la tierra y purgará las semillas del mal, para luego desde los cielos supervisar el desarrollo de su gente y, finalmente, regresar de nuevo en plan mesiánico y expulsar el mal completamente antes de pasar a la siguiente región. Una mecánica muy original y divertida para un juego que estuvo ahí casi desde los inicios de la consola pero fue poco promocionado y difundido.

Otros juegos interesantes:

Ogre Battle: para algunos EL juego de estrategia. Diversión pura en un sistema altamente complejo para la época.

E.V.O. Search of Eden: O cómo evolucionar de pez a mamífero eligiendo el camino que nos permitirá sobrevivir y alcanzar nuestro objetivo. Inspirador directo del protagonista de uno de mis libros, por cierto.

Otras webs recomiendan:
Aerobiz Supersonic
Bahamut Lagoon
Gemfire
King Arthur’s World
Metal Marines
Der Langrisser
Harvest Moon
SimEarth: the Living Planet

AVENTURA

Super Metroid


Horrorosa, terrible e injustamente olvidado, este juego es una verdadera maravilla se mire como se mire. Debió estar a la altura de las otras míticas franquicias en popularidad, pero en vez de eso fue relegado a un injusto olvido. Las peripecias de Samus Aran en las profundidades del planeta Zebes, donde ha ido con la misión de aniquilar a los Piratas Espaciales y recuperar la última larva de Metroide, son una exploración alucinante y solitaria que posee una música, nivel gráfico y jugabilidad (con mejoras para la servoarmadura incluidas) que incluso en su momento obligaron a uno de esos famosos cartuchos de 32 megas, para poder contener semejante nivel de epopeya. Un juego 10 en todos los aspectos, se mire como se mire.

Demon's Crest


Spin-off del aclamado Super Ghouls and Ghost, altamente conocido (buscad imágenes y lo comprobaréis). Con un estilo Metroid, el demonio Firebrand debe recuperar su reino de las manos del cruel Phalanx. Para ellos encontrará unas gemas mágicas que le transformarán en varios tipos de demonios según las circunstancias: de piedra, volador, acuático... desarrollo no lineal, un diseño de personajes magníficos, jefes finales de infarto (el jefe opcional final es un reto tremendo para quien se jacta de poder hacerse todos los juegos que se le ponen por delante) hacen de este otra joya imprescindible de jugar.

Otros juegos interesantes:

Another World: Lester Knight Chaykin también sufrió en Super Nintendo. Maravilloso juego sobre dimensiones alternativas, amistad y huida creado por una sola persona en su propia casa. Una obra de arte del mundo de los videojuegos.

Black  Thorne: Con una jugabilidad muy inteligente, este juego nos pone en la piel de un heredero que está destinado a luchar contra las hordas maléficas de su tío demoníaco, dueño de una dimensión alternativa. Mezcla de Flashback y Prince of Persia (el original), un juego muy cuidado, como todos los de Blizzard.

Bart's Nightmare: Este juego es tan peculiar que resulta hasta difícil otorgarle un género concreto, pero aventura quizás es el que mejor le encaja. Por medio de extrañas pesadillas, que incluyen desde ser Godzilla hasta bucear por el torrente sanguíneo, Bart debe superar todos los obstáculos que se le ponen por delante para recuperar las páginas de su examen y lograr aprobar al día siguiente. Realmente entretenido y original.

Sky Blazer: Divertido como pocos, lineal eso sí, pero adictivo recorrido del prota frente a toda una cohorte de monstruos alucinantes (y muy originales algunos) para rescatar a su amada, a punto de ser sacrificada.

JRR Tolkien's The Lord of the Rings - Volume One: Juego extraño, oscuro, incluso tenebroso para tratarse de lo que se trata. No recomendado para todo el mundo, pero sin duda, merece la pena aproximarse a esta pequeña maravilla. Complicado eso sí, y con cuevas endemoniadamente laberínticas.

Young Merlin: A medio camino entre la aventura y la aventura gráfica, este gracioso juego nos pone en la piel de Merlín cuando todavía es un crío que no tiene apenas idea de magia.

Otras webs recomiendan:
Phantom 2040
The King of Demons
Blackthorne
Mechwarrior 3050
Cybernator
Metal Warriors

SURVIVAL HORRROR

Clock Tower


Sí, niños y niñas, hay vida antes de Silent Hill y Resident Evil. Los padres del género tuvieron abuelo en Super Nintendo. Y qué abuelo. Inspirado en las películas de Darío Argento (en especial la mítica Phenomena), el juego nos pone en la piel de Jennifer (MUY parecida a cierta actriz de igual nombre...) tratando de escapar de un maníaco que la persigue a lo largo y ancho de una enorme mansión. Algunos referentes clásicos del género ya están aquí: posibilidad de esconderse, medidor de pánico, finales alternativos, desarrollo influenciado por las decisiones del jugador, aleatoriedad... un juego que HAY que jugar si se dice uno fan del género.

RPG

Chrono Trigger


El mejor juego de rol de Super Nintendo. Y luego, todos los demás.
No me gusta ser tan categórico, pero es lo que hay. Este juego, aparte de aunar a un equipo irrepetible (Hironobu Sakaguchi, el futuro padre de los Final Fantasy; Akira Toriyama, el futuro padre de Dragon Ball; y muchos otros), ofreció una historia de viajes en el tiempo plagada de momentos épicos, giros argumentales y personajes míticos (muchos de los cuales son precedentes de, por ejemplo, Bulma o Goku). ¿Queréis más? Añadid un excelente sistema de juego que, a pesar de ser por turnos, es MUY fluido gracias a no alterar la pantalla ni emplear los odiosos 'enemigos invisibles que aparecen'. ¿Más? Una música increíble, gráficos excelentes, horas y horas de juego, docenas (literalmente) de finales distintos, toneladas de submisiones... un juego irrepetible en todos los sentidos, eterno candidato a rumores sobre un futuro remake.

Secret of Mana


Otro excelente juego de Square que cuenta con un aliciente del que poquísimos juegos de rol de consola pueden presumir: la posibilidad de jugar varios jugadores, hasta tres en total usando un adaptador (algo muy rompedor en aquella época, donde todas las consolas sólo tenían puertos para dos mandos). Aparte de eso, un magnífico juego, misterioso y adictivo, que disfrutaba de una trama atmosférica e inauguraba algunos temas clásicos de Square como el resurgir de la tecnología en un mundo medieval o la utilización de vehículos para recorrer el mapa, en este caso, un dragón. Por cierto, la batalla final es sorprendente y épica a más no poder.

Otros juegos interesantes:

Final Fantasy VI: Para muchos otro juego excelente, para mí también. Gran sistema, personajes inolvidables, padre directo de su secuela inmediata, música impresionante. Es un Final Fantasy en su era dorada, no se podía esperar menos.

Rudras: A lo largo de tres líneas paralelas, deberemos salvar a los humanos de su futura extinción, y para ello tendremos que aprender de las tres anteriores. El mayor punto fuerte del juego: un tremendamente original sistema de hechizos que se basa en la semántica (prefijos, sufijos, raíces...)

Terranigma: El mundo se ha acabado ya. Sólo quedan unos pocos supervivientes bajo tierra. Nuestra misión es subir a la superficie y devolver a la vida todo. Y cuando digo todo, es TODO. Continentes, plantas, animales, seres humanos... un bellísimo y poético juego con un sistema de juego muy dinámico (no de turnos sino de movimiento directo). Sus antecesores espirituales (Illusion of Time y Soulblazer) son altamente recomendables también.

Earthbound: Aunque no conecto de manera especial con este juego de Super Nintendo, su fama sin lugar a dudas le avala. Un juego de rol distinto en el cual tenemos que embarcarnos en una cruzada para impedir que un tirano del futuro arrase con nuestro planeta y el universo al completo.

Secret of Evermore: Con un sistema de juego muy similar al del Secret of Mana, en este juego nos embarcamos en un viaje por mundos paralelos inspirados por las épocas más emblemáticas de la historia de la humanidad. A destacar la época clásica por su variedad de escenarios, tramas y criaturas.

Robotrek: en este original rpg, nosotros no somos los que peleamos, sino que inventamos robots que lo harán en nuestro lugar. En cierto modo, un precursor de Pokémon y sus batallas de criaturas comandadas.

Tales of Phantasia: ¿Quedan más juegos de rol que recomendar para Super Nintendo? La respuesta es sí, pues fue un género muy fecundo en esta plataforma. Tales of Phantasia posee un sistema de juego radicalmente distinto de los anteriores (lucha bidimensional que mezcla órdenes con movimientos) y una historia tan excelente que es de los pocos juegos de esta lista que fue rescatado para generaciones posteriores, en concreto para GameCube (Tales of Symphonia).

Otras webs recomiendan:
Final Fantasy Mystic Quest
Dragon Quest Series
Breath of Fire Series
Lufia II: Rise of the Sinistrals
Shadowrun
Lufia & The Fortress Of Doom
Live A Live
Romance of the Three Kingdoms II
Wonder Project J
7th Saga
Bishoujo Senshi Sailor Moon: Another Story
Inindo: Way of the Ninja
Romancing Sa-Ga 3
Shin Megami Tensei
Arcana
Star Ocean
Ardy Lightfoot
Wizardry V
Paladin’s Quest
Soul Blazer

LUCHA

Killer Instinct


Excelente juego de lucha empañado por futuros Tekkens, Soulcaliburs y demás. Con un sistema ágil y sencillo para manejarte al principio, pero endiablado para profundizar en él, debemos elegir entre toda una caterva de seres peculiares (un androide sin alma, un alienígena de hielo capturado, un esqueleto andante y muchos otros) para, sencilla y claramente, luchar por nuestra vida en un torneo atroz. Fue una verdadera revolución gráfica en su momento y, sorprendentemente, eso no lastró su magnífica jugabilidad, como pasó con otros juegos fallidos como Clayfighters. Disfrutadlo, y recordad: ojo con Spinal, el esqueleto, que es mucho más duro de lo que parece.

Dragon Ball Z 2


Cualquiera de los juegos de esta saga hubiera bastado para ejemplificar que los fans de la lucha tienen como obligación prestarles atención en Super Nintendo. Puede parecer, a tenor de que también recomiendo un Dragon Ball para Playstation 2, que soy un gran fan de la saga, pero de hecho no es así y aun con ello los recomiendo. Son unos juegos divertidos cuyo mérito reside en aprovechar las peculiaridades de las peleas en la serie (cargar energía, grandes técnicas que pueden ser anuladas o rebotadas) para desarrollar un estilo de pelea único que además emplea, con gran acierto, la pantalla partida para ejemplificar la lejanía de los personajes en escenarios bidimensionales pero largos de verdad.

Otros juegos interesantes:

Ranma 1/2: Los chiflados personajes de esta serie se pegan unos con otros en este divertido juego de lucha sin más pretensiones que la pura y dura diversión.

Justice League Task Force: El universo de DC suele recibir bastante poco amor en términos de merchandising, pero aquí está este juego para remediarlo. Es típico elegir a Batman o Superman, pero otros personajes como Aquaman, Wonder Woman o Green Arrow amenizarán unos combates más que interesantes.

Samurai Showdown: Con una idea de lucha marcial, y un sistema curioso (animales incluídos), este juego es toda una joya escondida para los amantes de los buenos juegos de saltos, patadas y puñetazos.

Mortal Kombat 2: Hubo varias entregas de este juego en Super Nintendo, pero esta fue una de las más recordadas. Un juego fresco y distinto pero que hay que estudiar con calma para poder sacarle todo el jugo que merece.

Otras webs recomiendan:
Primal Rage
Weaponlord
Mighty Morphin Power Rangers: The Fighting Edition
Gundam Wing: Endless Duel
Battle Tycoon: Flsh Hiders SFX

BEAT'EM UP

TMNT: Turtles in Time


Ignorar este juego sería como que un manco diera una charla sobre los ambidiestros. La piedra angular del género en Super Nintendo, puede parecer una chorrada para fans de la serie, pero lo cierto es que Konami lo bordó con este juego. Un sistema excelente, ágil, divertido, con la dosis perfecta de dificultad, y con un muy potente modo de dos jugadores, es tan bueno que años después la gente se compraba otros juegos de Tortugas Ninja para Xbox y consolas modernas sólo porque podían desbloquear este juego. Ah, y tiene algunas de las peleas con jefes (no falta casi nadie de la serie) más badass del género (magnífica la pelea contra la psicótica tortuga Slash).

Joe and Mac Caveman Ninja


Juego clásico donde los haya, eso sí, de una dificultad realmente grande. Basado en el multipremiado pero ya muy olvidado arcade, debemos recorrer toda la prehistoria para enfrentarnos a dinosaurios de todos los colores y tamaños. Como en los juegos clásicos, el reto mayor lo suponían los infernales jefes de final de nivel, eso sí, los más grandes no siempre eran los más peligrosos; la planta carnívora amenaza mucho pero asusta poco. Y ni siquiera tienen que estar vivos para suponer un peligro...

Otros juegos interesantes:

King Arthur and the Knights of Justice: basado en el arcade, este genial juego de gran jugabilidad es perfecto para pasar tardes y tardes de diversión con los amigos, avanzando y matando los indeseables que pretenden amenazar el reino de Camelot.

Death and Return of Superman: Blizzard no hizo muchos juegos, pero los pocos que hizo, los clavó. Este es uno de ellos, adaptando uno de los momentos clave de la historia del comic reciente.

Super Star Wars: si bien no se trata de golpear, sino más bien de disparar, este genial juego (y sus dos evidentes continuaciones) son un perfecto exponente de la excelencia gráfica, sonora y jugable de la ya desaparecida Lucasarts en más terrenos aparte de la aventura gráfica.

Marvel Superheroes - War of the Gems: La clave de este juego está en la libertad de elección de personaje y la variada lista de movimientos. Un juego divertido aunque algo complicado.

Final Fight 2: Quizás no es el mejor de todos los Final Fight, pero sí uno de los más memorables. Inolvidable la pelea con el letal payaso subidos a un tren en marcha.

Mazinger Z: Si bien el manejo es algo tosco, ¿cómo no va a serlo si manejamos un robot más alto que los edificios? El punto fuerte aquí sin duda es el enorme arsenal al que tenemos acceso. El flojo, su alta dificultad.

Sonic Blastman: No tiene marca registrada como los anteriores, pero ni falta que le hace. Un excelente juego por méritos propios, sin más.

Otras webs recomiendan:
King of Dragons
Magic Sword
Spider-Man & Venom: Maximum Carnage
Battletoads & Double Dragon
Super Double Dragon
Gegege No Kitarou
Legend
Brawl Brothers
Cadillacs and Dinosaurs
Combatribes
Iron Commando

DEPORTES

Hyper V Ball


Adicción y entretenimiento. Check. Un punto de originalidad sin tener que ser demasiado raro. Check. Manejo sencillo pero al mismo tiempo lleno de matices. Check. Selección española con nombres absurdos como 'Playa'. ¡Check! Hyper V Ball es un juego muy divertido, entretenido, gracioso y sobre todo distinto, al llenar un hueco en un género tan peculiar para el mundo de los videojuegos como es el voley ball. Realmente gracioso, ingenioso y merecedor de unas cuantas partidas.

Otros juegos interesantes:

Extra Innings: Esta vez nos pasaremos al beisbol, en otro juego que, ya antes del Wii Sports, trató de darle algo de atención videojueguil a este deporte.

Otras webs recomiendan:
Super Baseball 2020
Super Dodgeball
Super Soccer
Super Tennis
Dream Basketball: Dunk and Hoop

CARRERAS

Uniracers


Si pensábais que Mario Kart era un juego curioso, no conocéis esta obra maestra del bizarrismo. Algunos dicen que el simplismo gráfico de este juego (monociclos por circuitos de colorines) se debe a que el mayor defecto de la Super Nintendo era no poder procesar alta velocidad de sprites. Bendito defecto.  Porque si a cambio de esa simplicidad tenemos unos enormes recorridos, divertidísimos giros, acrobacias, loops y lo que sea que os dé por inventaros, y encima con un tiempo de juego realmente largo y modo dos jugadores añadido, que queréis que os diga, Uniracers es mi juego.

Stunt Race FX


Puede haberse quedado un poco atrás en términos gráficos, pero este juego es uno que ofrece horas y horas de diversión gracias a sus modos no sólo enfocados en carreras sin más, también a acrobacias y recolección variada de objetos. Fácil de jugar y comprender, pero difícil de masterizar. Sus graciosos y muy diferenciados vehículos son uno de sus mayores alicientes.

Otras webs recomiendan:
Rock and Roll Racing
Biker Mice From Mars
Battle Cross
Battle Racers
Super Mad Champ
Astro Go! Go!
Top Gear
SD F-1 Grand Prix


PUZZLE/INTELIGENCIA

Pushover


Lemmings es el referente. Nadie lo duda. Pero Pushover es un digno rival. Las peripecias de la hormiga protagonista para conseguir que el dominó caiga completo y sin dejar una sola ficha suelta beben de manera directa de los bichillos suicidas, al haber muchas piezas que tienen distintas funciones, de manera análoga a las órdenes que se puede dar a los lemmings (piezas que flotan, piezas que crean puentes, que se desvanecen...). Aquí, y se agradece enormemente, la habilidad no tiene lugar ni sentido más allá de mover las fichas a tiempo. Lo importante es pensar qué ficha mover, y por qué. Y eso, para los amantes del género que se exasperan porque la escalera no está donde debería estar o el objeto no fue usado de manera adecuada, ya es un plus para jugar a este excelente juego.

Otros juegos interesantes:

On the ball: En este juego, todo es habilidad. Pero leches, qué divertido es emplearla. El concepto es de una sencillez pasmante: en vez de mover una bola alrededor del nivel, movemos el nivel alrededor de la bola. ¿Recordáis los niveles de bonus de Sonic para conseguir las Esmeraldas del Caos, esos que rotaban? Ahora imaginaros controlando la rotación. Ahí tenéis On the ball. Ya no podéis quejaros de que el nivel sea intrincado, lo podéis hacer recto a vuestro antojo.

Krusty's Super Fun House: Relegado al olvido, este juego es una genial mezcla de plataformas y pensar que nos hará exprimirnos las neuronas al máximo para impedir que los ratones invadan la mansión de Krusty. La franquicia de los Simpson ha dado juegos realmente curiosos, y este es otro más de ellos.

The Lost Vikings: Tres Vikingos con habilidades complementarias deben unir sus capacidades (saltar, romper muros) para lograr regresar a casa. Entretenido y buena mezcla de plataformas con razonamiento.

Otras webs recomiendan:
Tetris Attack
Wario’s Woods
Little Magic
Mario and Wario
Wrecking Crew ‘98
Araiguma Rascal: Racoon Rascal
Bakuto! Dochers
Keeper
Goof Troop
Super Gussun Oyoyo 1 y 2
Humans
Panic Bomber
Otoboke Ninja Colossum
Spark World
Bomberman B-Danman
Sanrio World Smash Ball
Pop N Smash
Pieces
Ranma 1/2: Ougi Jaanken
Super Tekkyu Fight!
Sutte Hakkun

MATAMARCIANOS

U.N. Squadron


El mejor matamarcianos de Super Nintendo no tenía como objetivo matar marcianos. En vez de eso había que ponerse a los mandos de un avión y acabar con hordas y hordas de enemigos de todo tipo, desde bombarderos a enormes submarinos capaces de elevarse cual delfines. El juego tiene muchos puntos fuertes, empezando por su longitud, sus distintos tipos de aviones (por un lado) y pilotos (por otro) y el enorme y muy variado arsenal que se ponía a nuestra disposición. Sin embargo su mayor fortaleza residía en que era un juego más sencillo y accesible que el matamarcianos medio, gracias a un sencillo sistema de heridas que sólo nos penalizaba con la muerte instantánea si éramos golpeados dos veces consecutivas en un corto intervalo de tiempo. Un juego que merece la pena disfrutar: se entra rápido en su mecánica y realmente es buena idea intentarlo.


Axelay


Este juego ha sido olvidado hasta punto tal que parece como si se tratara del Polybius o algo parecido, y realmente Axelay fue un gran exponente del potencial de la Super Nintendo en todo su esplendor. Demostró no sólo su capacidad de manejo de complejos fondos en distintas perspectivas (frontal, lateral), también su capacidad de manejar sprites, su potente colorido, su sonido y el tamaño de sus enemigos finales. Los que hayan jugado a este juego recordarán casi seguro dos de ellos: la criatura que surgía de la lava para intentar atrapar la nave con sus propias manos, y el enorme robot bípedo que recorría la pantalla con un devastador haz de luz. Un juego correcto, técnicamente excelente y muy entretenido que por desgracia no caló entre los amantes del género.

Otros juegos interesantes:

Star Fox: El padre de los matamarcianos tridimensionales, y una revolución en su momento. Juego memorable que tuvo de vástago a una secuela inmejorable para Nintendo 64: Lylat Wars.

R-Type 3: Super R-Type fue uno de los juegos con los que nos vendieron las excelencias gráficas de Super Nintendo, y este juego fue el perfecto sucesor. Con más modos de juego, más disparos, rotaciones increíbles gracias al consabido chip MD7 y acercamientos de cámara al máximo detalle, este juego es una epopeya galáctica cuyo problema es, como todos los matamarcianos, su elevada dificultad.

Super Parodius: Si buscais un mata-mata distinto, este es vuestro juego. Su estética es verdaderamente innovadora. ¿Su problema? Su altísima dificultad, incluso para ser de este género.

Otras webs recomiendan:
Gradius III
Darius Twin
Super Aleste


PLATAFORMAS

Plok


Tremenda injusticia es lo desconocidísimo de este genial juego. Gran culpable sin duda es esa estética que parece infantil y con unos niveles que al principio son chorras y sencillos a más no poder. Pero seguid jugando a partir de la segunda isla, insensatos. Probad a matar a las Pulgas de Acrillic Island al mismo tiempo que os quedáis sin extremidades que disparar, o conchas con las que emplear el amuleto de vuestro abuelo. Y luego luchad contra Rockyfella el de las mil manos, bajad al infernal pero divertidísimo Fleapit con sus toneladas de vehículos y su ejército de pulgas (en una clara referencia cómica a Alien). ¡Jugad a Plok! Es un juego que lo merece mogollón.

Donkey Kong Country 2


Sin la menor duda, uno de los mejores juegos de plataformas que se han hecho jamás. La primera entrega sorprendió por su alucinante nivel gráfico, que se pensaba imposible en aquella época, y esta continuación logró lo imposible: superar al original. Con una inmensa cantidad de niveles, un mapeado realmente largo y complejo, y un uso muy inteligente de los conceptos acuñados por su predecesor -los animales, la estética caribeña-, este juego creó un mundo no lineal (el mayor fallo de la primera entrega) con cantidad de secretos y retos tan adictivos y currados que uno de ellos es encontrar una enorme moneda en cada nivel que está muy, muy, MUY bien escondida siempre. El mundo oculto y el final alternativo bien merecen intentar completar este juego al milímetro. Su continuación y cierre de la saga, Donkey Kong Country 3, es un magnífico juego también.

Kirby's Dream Land 3


Es un Kirby. ¿Haría falta decir más? Esencialmente este juego es a Kirby lo que Super Mario World fue a Super Mario Bros 3: la versión perfeccionada de un juego que ya en sí era perfecto, en concreto su contraparte de N.E.S. Con la introducción de cantidad de enemigos a absorber y nuevos y muy divertidos animales que modifican los poderes de Kirby, este juego supone todo un soplo de aire fresco (nunca mejor dicho) en el terreno de los plataformas de Super Nintendo. Su nivel gráfico, por cierto, es muy hermoso, creador de lo que serían tendencias posteriores en este género.

Otros juegos interesantes:

Aladdin: Si bien la versión de Megadrive es más bien de acción, esta entrega pertenece a la plataforma pura. Muy cuidado y con un nivel gráfico y sonoro excelente, este juego es una pequeña joya de las que disney solía crear. Altamente recomendable también The Lion King, por cierto.

Road Runner: El Correcaminos se enfrenta al Coyote y sus mil trastos ACME en este excelente juego que como única pega posee una dificultad notablemente alta, pero altas dosis de diversión y una fidelidad a los dibujos entre increíble y desconcertante.

Batman and Robin: Maravilla clasificable también en 'aventura', basado en ese bombazo que fue la serie animada de los 90. Cantidad de chismes, cantidad de enemigos, todos los malos clásicos de Batman, acertijos del Enigma incluidos. Un gran juego para un gran personaje.

Warlock: La película no hace justicia a la magnífica estética de este juego, tremendamente malrollera y tenebrosa. Un juego muy hermoso y atmosférico que os llevará por distintas dimensiones para conseguir las piedras rúnicas que pondrán fin al maligno Warlock. A destacar la pelea que tienes, transformado en monstruo, contra un hechicero medieval que hace lo propio.

Otras webs recomiendan:
Doremi Fantasy
Ganbare Goemon 2
Magical Quest starring Mickey Mouse
Cool Spot
Magical Pop’n
Ganbare Daiku No Gensan
Go Go Ackman
Joe and Mac (Caveman Ninja)
Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose
Umihara Kawase
Prehistorik Man
Power Load Runner
Lode Runner Twin
Super Soukoban
Power Soukoban
Mickey and Donald
Mickey Tokyo Disneyland
Miracle Girls

VOLVER AL MENÚ PRINCIPAL

Trailer oficial de The Jammers

TRAILER OFICIAL DEL LIBRO THE JAMMERS (YOUTUBE)



La sinopsis del libro y más detalles puede consultarse aquí:
http://thejammerslibro.blogspot.com.es/2013/06/presentando-the-jammers.html

ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES

- Se tardó un mes en encontrar todas las localizaciones y coordinar el plan de rodaje. Los preparativos duraron en total tres meses. El rodaje duró cuatro días (sin descanso apenas) y el montaje y efectos especiales duraron otros tres meses.

- Se usaron alrededor de tres docenas de objetos de atrezzo. La camiseta del personaje de Breakdown, con una característica onda verde sobre fondo negro, que diseñó la dibujante Natalia Cano, fue incluso encargada específicamente para el trailer.


- Muchos actores hicieron un gran esfuerzo por parecerse a sus personajes incluso a pesar de salir en sólo un par de planos.


- Hubo problemas para rodar en dos localizaciones: la Vaguada y la Castellana (Madrid), en la segunda incluso se pusieron problemas a pesar de que se rodaba en zona pública y nadie pasaba por el lugar. Debido a ello, las tomas en el centro recreativo se rodaron 'al vuelo', llegando y poniendo la cámara en ángulo muerto, porque si se pedía permiso no sólo sería denegado sino que ya no se podría entrar.

- José Alberto Arias (Delay) se cayó de verdad en la toma en la que sube unas escaleras a la carrera. Pilar Barba (Echo) también se cayó en una toma que luego no se utilizó. José Alberto y Abel Abanades casi se asfixian en la toma en la que hacen de gente muerta genérica, y las tomas de carreras se repitieron tantas veces que los actores acabaron todos doloridos y cansados.

- Para el ojo que se abre se elaboraron a mano 23 fotogramas.


- Magnus, el propio autor del libro, interpretó a los personajes de Distorsión y Breakdown. El motivo de interpretar a ambos fue por agenda y también para enfatizar la similitud entre ambos personajes, que son el lado positivo y el lado oscuro del mismo concepto. En una toma en la que salen ambos personajes se recurrió a una superposición como las que se hacían en películas clásicas como el prisionero de Zenda o Inseparables, de David Cronenberg.

- Hubo que llenar de peso, de piedras en concreto, la estrella de papiroflexia para la toma en la que era lanzada. Hubo que buscar también una pared sucia con agujero ya hecho para poder clavar la estrella.

- La toma del túnel largo y lleno de pintadas está rodada en la Ciudad Universitaria, a menos de 200 metros del Palacio de la Moncloa, donde reside el Presidente del Gobierno.

- Una de las cosas más complicadas en términos de atrezzo fue buscar los instrumentos musicales que abren el trailer. El único que no se pudo encontrar a tiempo fue el teclado, por lo que esa toma se sustituyó por el personaje de Echo calándose la gorra, el otro objeto distintivo que caracterizaba al personaje.

- En principio el trailer iba a tener voces en off con diálogos del libro, pero se desechó porque no quedaba bien en términos de sonido.

- La música pertenece a la canción 'The Ghost', del grupo Balamb Garden, que, en el libro, se atribuye a los Jammers. La canción original tiene voz, cantada por el propio autor del libro, Magnus, y por Pilar (Echo).



- La portadista del libro, Amaia Ballesteros, aportó dibujos que se usaron en algunas tomas.


- Uno de los efectos especiales más complicados fue poner nieve de televisor en las manos de Magnus (Distorsión). Los ojos de Almudena (Desdémona) fueron muy complejos también y se tuvo ayuda externa de Diana Arquimbau, experta en efectos especiales y edición de vídeo. Se revisó también la física de algunos de los efectos, como el ángulo correcto de rebote de una bala según las leyes de la reflexión.

- Magnus (Distorsión) tuvo que rodar con cazadora de cuero negra en pleno mes de agosto.

- La toma de Pilar (Echo) elevándose se hizo grabando un salto desde un banco y luego mostrando la toma a cámara lenta y al revés. Se hizo de esta manera por inspiración de una toma de la película Aliens, de James Cameron, donde hacen el mismo efecto  (dejar caer un muñeco de un alien) para simular que está saltando un obstáculo.

Grandes películas de terror olvidadas (Superextra 23)

Anteriores 2 películas

Superextra 23 - Cabin in the Woods


Esta reciente película sorprende por lo poco promocionada que ha resultado en España, cuando, curiosamente, ha generado gran expectación y fandom entre aquellos que han tenido ocasión de verla. La historia, una vez más, parece típica como pocas: chavales jóvenes que van a una cabaña en el bosque donde pretenden enrollarse y acabarán siendo perseguidos hasta la muerte de formas variadas. Esto, siendo objetivos y tramposos, ES lo que pasa. Pero al mismo tiempo, esto NO es lo que pasa.

Sin ánimo de estropear la excelente sorpresa de la película, diremos que Cabin in the Woods tiene el enorme acierto de autorreferenciar a los géneros y crear una película tan tremendamente original en su concepción (creedme, no habeis visto ninguna película de cabañas encantadas como esta, y dudo que lo hagais jamás) que es imposible no simpatizar con la excelente idea, realizada además con una muy acertada dosis de humor en los momentos clave. Si además incluimos la aparición de una actriz de peso en los estadios finales de la trama, una escena en la que a buen seguro más de uno parará la película, si puede hacerlo, para comprobar sus 'conocimientos' de cine de terror, y un inteligentísimo guión que contó entre otros con el siempre irreverente Joss Whedon, esta película está en vuestra lista de éxitos menospreciados que no podeis dejar pasar.

Y con esto, ya sí, llegamos al final de la lista. Espero que os haya gustado, y os animo a dar una vuelta por la página, con más listas y mi propia obra literaria, tanto de terror como de ciencia ficción y fantasía. ¡A disfrutar de las películas!

Grandes películas de terror olvidadas (Extras 21 y 22)

Anteriores 5 películas

Extra 21 - El vigilante nocturno (Ole Bornedal, 1994)


Sorprende lo poco conocida que es esta película, pero al mismo tiempo lo magnético que es contar la trama de la misma. Todo el mundo se suele quedar mirando cuando narras la historia de su protagonista, un joven que necesita redondear ingresos mientras estudia y no tiene mejor idea para ello que convertirse en vigilante nocturno de un tétrico hospital. Pero por si eso no fuera poco, aparte de la consabida soledad, que en teoría le dará todo el tiempo que necesita para sus estudios, debe ocuparse de estar pendiente de una campanilla que podría sonar si, por accidente, es llevado a la morgue alguien que está vivo pero ha sido dado por muerto. Y por si este detalle no fuera ya suficientemente inquietante, se debe añadir que por la ciudad lleva tiempo rondando un sujeto que se cuela en los hospitales y se dedica a profanar cadáveres...

Realmente no hay mucho más que contar aparte de que la estética de europa del norte, en este caso, es poco menos que perfecta para esta película, con sus pocas horas de luz, aderezadas con numerosas escenas de casi absoluta oscuridad salvo por la escasa linterna del vigilante nocturno. La película tiene sus fans y se llegó a hacer un remake estadounidense, con el mismo director, protagonizado por Ewan McGregor. La recomendación va antes de nada para la película original.

Extra 22 - La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)


Charles Laughton, magnífico actor que deleitó con papeles memorables como el de la también memorable película Testigo de cargo, decidió convertirse por una única vez en director de cine. No hizo falta más. Casi todos los críticos califican con unas indiscutibles cinco estrellas esta obra maestra del mundo del celuloide protagonizada por un aterrador Robert Mitchum en el que fue sin duda el papel de su vida, un sacerdote con enervantes tatuajes en los nudillos de las manos, creando en una la palabra LOVE y en otra la palabra HATE, que dio pie a excelentes tomas. Esta película absolutamente imposible de clasificar en un género concreto posee al mismo tiempo la ternura y el horror, la inquietud y la tranquilidad, contando la historia de dos niños cuya madre se casa con un nada tranquilizador reverendo que en realidad sólo anda detrás del dinero de su padre muerto, un malogrado botín criminal. En términos técnicos todo es perfecto en la película: fotografía, dirección, iluminación, desarrollo de la trama, actores... realmente, es un clásico que hay que ver y analizar con mucha calma; un solo visionado no es suficiente para captar toda la esencia de esta pieza irrepetible.

Y con esto llegamos ya al final de la lista... ¿o no? ¡No! Aún queda una sorpresa más:

Haz clic aquí para ver la película superextra

Grandes películas de terror olvidadas (01-05)

Anteriores 5 películas


05 - Twixt (Francis Ford Coppola, 2011)


Es evidente que no podemos juzgar esta película por el rasero de anteriores filmes de Coppola. Principalmente, porque uno de ellos es una de las cumbres del cine de terror (Drácula de Bram Stoker), y otro de ellos está considerado en multitud de páginas web como la mejor película de todos los tiempos (El Padrino). Tal vez consciente de ello, Coppola ha decidido realizar producciones menos sonadas donde la experimentación, la narración y el uso de actores no punteros le permite una mayor libertad creativa y no tener que competir consigo mismo.

Twixt es una película que posee al mismo tiempo tintes clásicos y modernos. Una historia cortada por un patrón inicialmente clásico (escritor va a pueblo perdido donde pasan más cosas de las que parecen) pero que al mismo tiempo empieza a incorporar más y más iconografías hasta crear un marco en el cual uno no tiene del todo claro qué es lo que está sucediendo realmente. ¿Existen los vampiros? ¿Los espectros? ¿Todo es una broma, una conspiración para volver loco a un hombre? La película tiene cuidadas menciones literarias a Edgar Allan Poe y otros detalles que llaman la atención (como el peculiar reloj del pueblo) y, además, el regreso de Val Kilmer, que parecía ya desaparecido por completo del mundo del celuloide.

04 - Dementia 13 (Francis Ford Coppola, 1963)


Y de la actualidad, a los orígenes, pero es que esta y la anterior película son tan diferentes que no hay problema en hablar de ellas de manera consecutiva. Dementia 13 fue el comienzo de Coppola como director, y en cierto modo una película realizada a rebufo de las circunstancias; aprovechando decorado, situaciones y hasta actores de una película anterior de Roger Corman, éste accedió a producir a la joven promesa en un filme que pudiera realizarse de acuerdo a su agenda de rodaje.

Empezando de una manera peculiar y llamativa con una cazafortunas que aprovecha el ataque al corazón de su marido para por fin deshacerse del cadáver y poder reclamar la herencia familiar, el asunto se complica cuando aparecen más parientes, un castillo de por medio y demasiados esqueletos en el armario para poder apilarlos todos sin que las puertas se abran de par en par. Originalmente llamada Dementia a secas, tuvo que añadirse el 13 debido a que ya existía un filme anterior de igual nombre. Una película primeriza pero curiosa, interesante y que merece la pena visionar.

03 - Carrie (Brian de Palma, 1976)


Con el remake que se ha realizado de esta película, no está de más romper una lanza en favor de la increíble e impresionante versión original de esta novela que inició la no menos impactante carrera del maestro del terror, Stephen King. La historia de una niña que es vituperada, ridiculizada y maltratada hasta límites insostenibles empieza casi como una película misteriosamente inocente, incluso con una música más propia de una comedia de instituto, pero no exenta de escenas terribles y crueles como pocas (la de la ducha es quizás una de las que más conmueve al espectador por el innecesario sufrimiento al que es sometida la protagonista). Pero el asunto empieza a tomar tintes serios cuando descubrimos que Carrie es mucho más de lo que parece, que es, de hecho, un polvorín al que sólo hace falta que una fatalidad prenda la mecha para que se produzca una tragedia. Y la mecha se prende, por supuesto. La escena donde ocurre es imposible de olvidar para todo aquel que haya visto la película, pues es un clímax visual y terrorífico apoteósico, un momento que deja al espectador sin aliento durante varios minutos y en el que resulta difícil incluso parpadear. A destacar la también excelente escena final, por culpa de la cual Sissy Spacek casi se lesiona la mano, aunque mereció la pena que así fuera porque es otra que quedará para siempre en el recuerdo, y el hecho de que Stephen King trabajara en un instituto cuando escribió el libro, un hecho quizás más inquietante que la propia trama del libro en sí.

02 - The Haunting (La mansión encantada) (Robert Wise, 1963)


Esta película, si bien entra dentro del género de las casas encantadas, no es como ninguna otra que se haya hecho antes. Lo primero de todo, es un referente absoluto para el género, a tal punto que grandes maestros del cine la califican como una de las películas que más les han impactado jamás. Lo segundo es la atmósfera que la película desprende, dotada de una sutileza tan bien medida, tan meticulosa, que el director logró lo imposible en varias escenas, y es asustar sin mostrar, sólo recurriendo a la capacidad de sugestión del espectador, más que proclive a introducirse en esta tenebrosa historia.

Todo empieza de un modo tan infantil que resulta casi sorprendente: tenemos por un lado a un experto en parapsicología que desea entrar en una casa especial, con una historia maldita a sus espaldas tan dilatada que cree que podrá aportar pruebas científicas de la existencia de lo sobrenatural. Por supuesto el reto es mayor del que esperaba, pero su mayor error consiste en llevar consigo personas que él considera 'aptas' para contactar con lo sobrenatural; por un lado una mujer con extraños poderes telepáticos, y por otro una joven apocada y retraída que ha sufrido severos traumas desde la más temprana edad, una espléndida Julie Harris que nada tiene que ver con ese otro espléndido papel que hace en Al Este del Edén, junto a James Dean. Completa el cuadro el joven y poco impresionable heredero, un genial Russ Tamblyn lejos de sus papeles de bailarín o del excéntrico doctor de Twin Peaks. Una película sutil, sugerente, con escenas memorables (la puerta, la escalera de caracol) y un excelente acierto: hacer una película de fantasmas... donde los protagonistas buscan a los fantasmas. Y lo que encuentran, es mucho peor de lo que están preparados para conocer.

01 - Dos hermanas (Kim Jee-Woon, 2003)


Es difícil calificar esta película de una manera objetiva. No es para todas las mentalidades, sin la menor duda. Posee una extraña cualidad, que es la de aunar al mismo tiempo la ambiguedad de lo que está pasando realmente, de cuál es el fondo absoluto de la historia, y terminar sin darnos una respuesta concreta sino alimentando en nosotros la curiosidad de saber más detalles que no nos son revelados.

La historia de dos hermanas que se mudan junto con su familia a una vieja casa y sufren toda clase de alucinantes apariciones está plagada de momentos estéticos en los que la mayor inquietud la produce el no saber exactamente qué es lo que está ocurriendo. Hay momentos que se comprenden cuando uno entiende la mentalidad de la cultura asiática, tales como lo que sucede con el fregadero, dado que el mundo de lo sobrenatural, en esta cultura, siempre se tiene que manifestar en torno a agua que corre. Pero aun así Dos Hermanas es una película muy interesante, arriesgada y nada simplona que intenta, digamos, crear cine de autor con un concepto tan manido como es el de los seres de ultratumba.

Y este... ¡no es el fin de la lista! Haced clic aquí abajo para leer:

Dos películas extra

Grandes películas de terror olvidadas (06-10)

Anteriores 5 películas

10 - La mujer pantera (Jacques Tourneur, 1942)


A veces uno se sorprende con el excelente buen hacer de las películas de miedo antiguas, y la mujer pantera es uno de esos casos. Soy un gran fan del cine antiguo de los años cuarenta, y me sorprende que en una época tan dominada por el género negro (con excelentes películas, por supuesto) tuviera cabida una historia tan intimista, magnética y extraña, y no exenta de una terrible y sutil crueldad.

Esta película nos cuenta la desolada historia de Irena, una hermosa chica serbia emigrada a Estados Unidos, que trabaja como dibujante en la soledad de su casa por un temor supersticioso a que, si se enamora, se convierta en pantera como fruto de una maldición que azotó su pueblo natal. Pero nadie es una isla y un joven ingeniero acaba por enamorarse de ella, sembrando la duda no sólo en el chico, sino también en el espectador, acerca de si esa maldición será simple superstición o tendrá un poso de verdad. Esa es precisamente la baza más llamativa de la película, el cúmulo de dudas que va sembrando poco a poco en nosotros, desde las reacciones de los animales con la chica a momentos realmente inquietantes como el encuentro con la inmigrante serbia en el convite de bodas. Una película hermosa, inquietante y al mismo tiempo romántica, una tragedia en toda regla sobre la terrible elección de satisfacer los propios deseos o sacrificarse, por doloroso que eso sea, en favor del ser amado.

09 - El quimérico inquilino (Roman Polanski, 1976)


Junto con Repulsión, ya comentada en la lista, y La semilla del Diablo, esta película conforma lo que en su momento se llamó la Trilogía del Apartamento de Polanski: películas opresivas en entornos privados y cerrados, con sujetos que parecen conspirar alrededor de los protagonistas, ya sean reales o imaginarios esos temores. Estas películas tienen además el atractivo de narrar distintos estadios vitales de la convivencia doméstica: en el caso de Repulsión consistía en una joven chica que compartía piso con la hermana, en La semilla del Diablo hablamos de un matrimonio que va a tener un bebé, y en esta que nos ocupa, se trata de un hombre ya adulto que busca alquiler para mudarse e independizarse.

El propio Polanski es además el protagonista de la película (aunque no se acredita a sí mismo), tratándose casi en exclusiva de una película de un solo personaje, acompañado a ratos por una joven Isabelle Adjani (que ya apareció en la lista en 'Posesión'). La historia circula básicamente en torno a los nuevos vecinos del protagonista, unos sujetos molestos en principio que empiezan a volverse más que preocupantes, hasta que llega un punto en que no está claro hasta qué punto son unos genuinos monstruos, y hasta qué punto el propio personaje se ha alienado por culpa de su presencia. Interesante película, pero que puede llegar a angustiar si se tienen problemas vecinales en la vida real.

08 - Twin Peaks: Fuego, camina conmigo (David Lynch, 1992)


Existían muchas posibilidades para esta lista en lo relativo a David Lynch. Una opción clara podría haber sido mencionar Cabeza borradora (Eraserhead), una película desasosegante como pocas, o la excelente Carretera perdida, con esa impresionante escena protagonizada por Bill Pullman de la fiesta y el sujeto del teléfono. O ya puestos, la que fue nombrada como la escena más terrorífica de todos los tiempos, la maravillosa conversación de la cafetería en Mulholland Drive, escena que todo estudiante de cine debería empollar a fondo.

Pero he elegido esta película por dos motivos: el primero es que, aunque no lo parezca, estamos ante una precuela, no una secuela de la serie. La protagonista es ni más ni menos que la archiconocida Laura Palmer, la chica asesinada que da origen a la que fue una de las mejores series de todos los tiempos. Pero lejos de crear un trasfondo de novela negra, David Lynch, con tremenda astucia, opta por enfocar el asunto de la manera más natural: dado que todos sabemos que Laura Palmer va a ser asesinada, ¿y si ella lo sabe también? ¿Y si de hecho incluso conoce a su asesino y sabe quién es?

Con esta premisa, Lynch elabora un cuadro terrorífico sobre una chica con multitud de problemas emocionales y personales que sabe que está condenada y no tiene escapatoria posible. A este marco hay que añadir un elemento onírico típico de las películas de Lynch que en este caso empleó de una manera perfecta en términos del terror; en otras películas sólo queda como algo extraño, pero aquí cumple su función a la perfección: poner los pelos de punta. Y creedme, lo consigue. La escena del ventilador es una excelente prueba de ello.

07 - Suspiria (Darío Argento, 1977)


Vuelve Dario Argento con otra excelente y olvidada película, como casi toda la filmografía de este director italiano. De nuevo contando con una actriz de habla anglosajona para el papel principal, la entonces jovencísima Jessica Harper (por imposición de la productora, ya que escribió la película para su novia), esta vez se centra en el curioso mundo de una escuela de danza para mostrarnos un entorno extraño y oscuro, pero al mismo tiempo muy colorista, que por momentos nos recuerda a un cuento infantil perverso, tal como eran todos cuando se crearon en su momento.

Una de las bazas de la película consiste en saber exactamente qué es lo que está sucediendo, y como dato curioso, la escena final de la película es la transcripción literal de un sueño de su novia, pero como en el sueño había una pantera, para ni siquiera omitir ese detalle y ser fiel por completo al sueño, la pantera que Argento metió en la película es una figura de porcelana. Una muestra de que hasta de lo más extraño puede obtenerse una excelente iconografía para la posteridad.

06 - Pulse (Kairo) (Kiyoshi Kurosawa, 2001)


Terminamos esta tanda con una película que merece toda nuestra atención sobre todo por lo famosa que se volvió su mediocre remake americano (como pasa con casi todas las películas de terror asiáticas), y lo excelente que es la película original. Kiyoshi Kurosawa ya apareció en esta lista con la muy desconocida Cure, y ya demostró su talento para no tirar por los caminos típicos y narrar una manera distinta de mostrar escenas ya demasiado trilladas. Pulse no es una excepción.

Con una trama inicial en apariencia tópica del género (espectros que amenazan a los protagonistas, esta vez a través de Internet y los aparatos electrónicos), de repente se crea una misteriosa iconografía en la que aquellos que han visto los fantasmas se 'apagan' por dentro y se obsesionan con sellar con cinta roja los lugares donde les vieron para señalar el camino a otros para que les encuentren. Toda esta parte de la película es excelente en términos narrativos y visuales (aterrador el fantasma del sótano del principio por su naturalidad), y no en vano es una película adaptación de una novela, pero el verdadero interés argumental llega cuando uno de los protagonistas entiende que demasiadas personas al mismo tiempo están siendo 'cazadas' por fantasmas... y que parecen estar en todas partes donde uno mire con atención. Excelente esa metáfora que realiza uno de los personajes de que, quizás, sea donde sea donde que los muertos van, ya se completó su aforo, y que da una pista de por dónde va la película. A destacar la increíble escena de la mujer que se mata, en un plano trasero, lanzándose desde una gran altura; la inteligentísima combinación de actriz que fue atada con una goma de puenting, muñeco y pequeños retoques por ordenador producen un efecto tan veraz que parece que acabamos de ver un genuino suicidio tan real como la vida misma.

Siguientes 5 películas

Grandes películas de terror olvidadas (11-15)

Anteriores 5 películas

15 - Sesión 9 (Brad Anderson, 2001)


Hay lugares que piden a gritos protagonismo, y el Hospital Estatal Danvers es uno de ellos. Brad Anderson, el director, lo conocía bien porque lo veía a menudo mientras pasaba por delante de él, ruinoso y abandonado, y por ello escribió el guión de esta película con esta ubicación en mente. Se prepararon muy pocos decorados y realmente poco atrezzo; el propio lugar en sí ya ayudaba a aportar toda la atmósfera necesaria. Por otro lado, sólo emplearon una pequeña fracción del edificio para el rodaje, ya que el resto del lugar era peligroso precisamente por el motivo que lleva a los personajes a tan siniestro emplazamiento: la contaminación por asbestos.

Esta claustrofóbica y psicológica película lleva a un grupo de currantes a embarcarse en las tareas de desmontado de un antiguo hospital psiquiátrico, con la esperanza de obtener algo de dinero fácil y sin demasiadas complicaciones. Pero la contaminación del sitio no es sólo en sentido físico; el ambiente opresivo irá poco a poco haciendo mella en su voluntad y les irá llevando por caminos oscuros del alma durante los cuales no estaremos seguros de dónde está el verdadero peligro, si en el exterior de los personajes o en su interior... o quizá en ambos sitios. Es de destacar el trabajo de David Caruso, más que conocido por su papel de Horatio Caine en CSI Miami, y a quien el ambiente alienó tanto que dijo una vez que en mitad del rodaje creyó ver algo... pero que prefirió no contarlo para que no le tomaran por loco.

14 - Shutter: El fotógrafo (Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom, 2004)


El cine asiático carga de nuevo en esta lista, y lo hace con una película que ha pasado de manera bastante desapercibida. Si bien no es de una perfección estética y argumental como puede suceder con ya clásicos como The Ring o La Maldición, posiblemente esta sea una de las películas más innovadoras del género, con un argumento que casi diría que es más propio de un relato que de una historia larga, o por lo menos más efectista.

Es muy fácil menospreciar este título, además. En apariencia encaja en todos los clichés del género: espectros, muertos que puede que tengan ansias de venganza, y fotografía, mucha fotografía. Pero sin poder deciros más en lo relativo al argumento, existen muy buenas razones para darle una oportunidad. La manera en que trata los conceptos es muy interesante, y hay momentos en los que uno ni siquiera tiene claro qué es lo que desearía que ocurriera más adelante... quién debería alcanzar sus 'objetivos', y quién no. Sólo os diré que, si llega un momento en el que levantais las cejas porque una escena os ha dejado con la piel del color de la cera, considero que los directores han conseguido de manera satisfactoria su propósito. Sólo tenéis que tener la mente abierta, y pensar que el terror no siempre acecha en la oscuridad, no siempre hace ruidos extraños, y no siempre se toma su tiempo...

13 - Videodrome (David Cronenberg, 1983)


Cronenberg ya apareció en esta lista con la increíble obra maestra que es La Mosca, pero esta película, no tan premiada ni reconocida, no se le anda atrás en calidad. Además posee, al igual que la anterior, una notable característica: es un perfecto híbrido de la ciencia ficción y el terror. O de la fantasía y el terror. O ya puestos, de las tres cosas al mismo tiempo, uno nunca puede estar seguro.

Si bien en La Mosca la principal baza consistía en nuestra empatía con su protagonista a pesar de lo abominable de su mutación, en esta nos situamos en el polo opuesto, y nos presentan a Max Renn (James Woods), un hombre sin demasiados escrúpulos que se dedica a piratear emisoras de otros países para ofrecer contenidos más que inadecuados a sus consumidores. Todo se tuerce sin embargo cuando topa con unos programas como nunca antes ha visto, y que tienen la facultar de trascender el mundo estándar para transformarlo en una experiencia a medio camino entre lo extraño y lo orgánico, como no podía ser menos en una película de Cronenberg. Recurriendo a sus metáforas sexuales habituales, así como a momentos memorables para la posteridad (como ese en que Max Renn descubre que tiene una ranura en el estómago por la cual puede introducir cintas de vídeo), el director canadiense esboza un retrato de una sociedad decadente y en degradación con tal maestría que algunas de las frases de la película quedaron para siempre en la posteridad. ¡Larga vida a la nueva carne!

12 - Repulsión (Roman Polanski, 1965)


El flirteo de Polanski con el terror viene ya de antiguo, y esta pequeña joya es prueba de ello. En ella se unen muchos de los temas clásicos del director, como el uso de espacios reducidos para el desarrollo de las tramas, la escasez de personajes y las referencias a los vecinos y los visitantes como sujetos ajenos y en los que no hay que confiar.

La protagonista de esta cinta es, además, una actriz que estaba en su momento de gracia, la jovencísima Catherine Deneuve, en un papel gélido y helador perfecto para contrastar con su gran belleza y magnetismo casi animal. Carol es una chica tímida y apocada que vive con su hermana y posee multitud de manías, sobre todo relativas a los hombres, a los que considera poco menos que seres horribles a los que debe mantener alejados. Día tras día su tediosa rutina vital y existencial se sucede sin problemas aparentes, pero cuando su hermana se marcha unos días de vacaciones con su novio y la deja sola en casa, el delicado tejido de su mente se derrumba y comienza la verdadera pesadilla, una pesadilla narrada de manera impecable y con multitud de alegorías tremendamente bien escogidas en términos visuales y sonoros.

11 - La Escalera de Jacob (Adrian Lyne, 1990)


Termina esta tanda con una película que es poco menos que una de las cimas olvidadas del género. Su director, Adrian Lyne, raramente tocó el género, y su protagonista, Tim Robbins, ni de lejos es recordado por su aportación al mismo; pero debería serlo, sin la menor duda. Porque 'La Escalera de Jacob' es una verdadera maravilla en todos los sentidos posibles, visual, estética, argumental y sonoramente.

La historia de Jacob, veterano de Vietnam que trabaja como simple funcionario de correos para de repente encontrarse en una espiral aterradora sin aparente sentido, no sólo es conmovedora por el inmenso sufrimiento al que se ve sometido el protagonista (para la posteridad la escena del traslado en camilla, considerada en una reciente votación la segunda escena más terrorífica de todos los tiempos), sino que posee el impresionante mérito de hacernos sufrir de una manera tremenda en situaciones en las cuales la lógica nos dice que no tendríamos por qué hacerlo. La vida de Jacob, en muchos sentidos, no corre peligro, su situación no puede en manera alguna ser compartida por nosotros en términos empáticos (es DEMASIADO extraño lo que le ocurre)... y aun así, no podemos quitar la vista de delante de la pantalla. Las técnicas de cámara empleadas fueron pioneras y películas posteriores las emplearon con menor acierto y cuidado, y tal ha sido su influencia entre los creativos que el videojuego Silent Hill 2 debe gran parte de su argumento a esta película y de hecho está plagado de homenajes a ella, siendo el más evidente el aspecto y vestimentas de su protagonista. Una película 10 que es una de las grandes desconocidas entre el público mayoritario.

Siguientes 5 películas

Grandes películas de terror olvidadas (16-20)

Clic aquí para volver al inicio

20 - Phenomena (Dario Argento, 1985)


Una película que ya comienza de manera icónica, con una muerte vista en primera persona desde el punto de vista del asesino, y con unas míticas tijeras que pasarían a la historia del cine y hasta del videojuego. Phenomena es para empezar una de las primeras películas de Jennifer Connelly, con tan solo 15 años, y sólo por eso ya tendría también su interés. El metraje mezcla de manera excelente dos ideas que en principio podrían parecer de películas distintas: por un lado tenemos una serie de muertes en parajes perdidos de Suiza, todas ellas de chicas jóvenes y todas ellas irresueltas por la policía local, y por otro lado tenemos a Jennifer, la hija de un actor famoso que llega a un colegio internado y con una más que sorprendente fascinación por los insectos que, de hecho, se vuelve mutua con cada vez mayor intensidad.

Con una trama que va aumentando en interés a medida que la película avanza, llegando a un segmento final absolutamente apoteósico, Phenomena es una de esas películas que traspasan la barrera de su propio arte; tanto es así que todo aquel que haya jugado a Clock Tower (Super Nintendo) notará las totalmente obvias referencias a la película, tanto que casi cabe pensar que es más un reinvención de la misma que un homenaje. Su único defecto notable, sin duda, es una mala elección musical en algunos momentos de la película.

19 - The Vanishing (Desaparecida) (George Sluizer, 1988)


No todas las películas que den miedo deben producir horror. A veces basta con atacar el punto más vulnerable del espectador. Aquellos que tengais pareja, imaginaros en un bonito viaje romántico con la persona amada y que de repente, la tragedia irrumpe cuando, en una situación más que sencilla y cotidiana, él o ella se aleja un momento de vuestro lado para no regresar. Eso es lo que le ocurre al protagonista de esta película, Rex, destrozando su vida de manera irremediable, ya no sólo porque es incapaz de seguir hacia delante, sino porque tres años después, el secuestrador empieza a enviarle cartas en las cuales insiste en que quiere verle... y contarle cuál es la situación actual de su novia.

La película es un retrato terrible del dolor en todas sus fases, de una manera nada enfática además (no hay grandes escenas lacrimógenas, ni borracheras del protagonista, ni tópicos similares); de hecho, a veces sorprende por el horror que subyace en el hecho de que estén sentados, y hablando como personas civilizadas, un hombre y el monstruo que le arrebató de su lado lo que más quería en la vida entera. Pero lo peor sin duda es la decisión final que Rex deberá tomar, una decisión que se puede calificar como tortura psicológica en grado maestro. Gran película, tremendamente olvidada.

18 - Cure (Kyua) (Kiyoshi Kurosawa, 1997)


Conocí esta película casi por casualidad, una noche haciendo zapping en la televisión, y descubrí no sólo una excelente historia, sino el verdadero precursor de toda esa oleada de cine japonés de terror que inundaría nuestras taquillas, empezando por The Ring. No en vano, de hecho, Kurosawa dirigió posteriormente la más conocida Pulse... pero lo primero interesante de esta película es que, para empezar, aunque es terror japonés, no tiene un elemento sobrenatural agregado a la trama. El inicio de la historia está marcado por unos bizarros asesinatos con tres elementos en común: las personas que los cometen no recuerdan haberlo hecho, siempre confiesan, y las víctimas aparecen con una X marcada a cuchillo en la garganta.

No tardamos en averiguar (en minutos, de hecho) que el asesino es un muy inquietante sujeto que posee una tremenda capacidad como hipnotizador (puede usar incluso la llama de un mechero o un charco de agua para tal fin), pero que al mismo tiempo parece estar muerto por dentro para absolutamente nada que no sea ordenar matar a otros. De hecho, todo el rato insiste en que él no es nadie... Una película escalofriante que juega con un miedo que todos tenemos, y es a que factores externos se metan en nuestra cabeza y nos hagan ver o hacer cosas que no deseamos en absoluto.

17 - Possession (Andrejz Zulawski, 1981)


Esta película tiene el dudoso honor de ser la única película que he visto en toda mi vida que posee una escena que me obligó a cerrar los ojos, aunque fuera solo por un momento. No me refiero a nada gore ni violento, sino algo tan abyecto y al mismo tiempo tan incomprensible que el solo pensamiento de que pudiera repetirse de nuevo en la película me dejó pegado al asiento hasta el final de la misma. Esta realmente malsana película empieza con un marido, Mark (Sam Neill), que regresa al hogar después de una larga temporada trabajando en un asunto importante y, al regresar, comprende que su mujer, la hermosa pero gélida Anna (Isabelle Adjani), ya no sólo no le ama sino que la mera posibilidad de rehacer la vida juntos le produce poco menos que crisis nerviosas sin igual (rayando incluso el suicidio).

Lo que al principio empieza como un durísimo drama familiar, con hijo pequeño de por medio que ambas partes emplean como rehén emocional para torturar al otro, adquiere tintes siniestros que empiezan con Mark viéndose con una profesora idéntica en todo a su mujer y Anna obsesionada con un enigmático amante del que no esperamos nada bueno. Prosiguen con un terrorífico giro de los acontecimientos que de repente, sin llegar a ser onírico por completo, nos lleva a cuestionarnos lo que estamos viendo porque, razonamos, nuestra mente está más relajada pensando que lo que tenemos frente a nosotros es sólo producto de mentes dormidas. Pero el caso es que no tiene por qué ser así, y de ese modo por nuestra pupila se suceden una serie de escenas tremendas y muy malrolleras que convierten este inicial drama social en horror puro y duro, aún más efectivo porque irrumpe cuando no esperamos en absoluto nada así en tal o cual momento. Una película muy olvidada que aun así fue multipremiada y hoy en día se considera una verdadera obra maestra.

16 - La Mosca (David Cronenberg, 1986)


Acabamos esta tanda con una película más conocida pero que la gente está empezando a menospreciar debido a que como se hizo en los 80, y es altamente dependiente del efectismo visual, a buen seguro defraudará. Nada de eso, en absoluto. No hace mucho que vi esta película por primera vez, pero ya de niño algunas imágenes concretas me produjeron una fuerte impresión. Sin embargo deformé la idea de esta película, y donde pensaba que había horror inimaginable, en realidad el equilibrio que establece Cronenberg entre lo repulsivo y lo conmovedor es magistral, hasta tal punto que más que una película de miedo, La Mosca es sin duda una tragedia en toda regla, una durísima historia de amor perdido, de dolor, no sólo físico sino también mental, de pérdida de la identidad y de la más horrible, destructiva y monstruosa de las enfermedades, una que no sólo te roba el cuerpo sino que también, poco a poco, te va robando el alma, siendo consciente uno mismo del proceso. Durísima esa frase que el protagonista dice en mitad de la película a la persona que más quiere: (Estoy diciendo.. que soy un insecto que soñó que era un hombre y amó. Pero ahora el sueño terminó... y el insecto despertó. Estoy diciendo... que si te quedas, te haré daño).

La historia casi todo el mundo la conoce ya: Seth Brundle (impresionante Jeff Goldblum), un peculiar y solitario científico, conoce a Veronica Quaife (Geena Davis) en un evento de ciencias, donde le promete que, si ella cubre todo el proceso, le enseñará un invento que cambiará a la humanidad, como él mismo proclama: ni más ni menos que la teleportación. El invento, tras unos cuantos experimentos fallidos, parece funcionar no sólo con materia inorgánica sino también orgánica, como demuestra Brundle empleando un babuino. Pero a la hora de realizar el proceso en sí mismo, una mosca se mete en el aparato a la vez que el desafortunado genio, y el ordenador, incapaz de entender que son dos seres distintos, decide fusionarlos... en un proceso terriblemente lento y lleno de detalles escabrosos. Una película impresionante, que funcionó gracias a un guión muy sólido, una química muy fuerte entre protagonistas (novios por aquel entonces), y sobre todo por una soberbia puesta en escena y un muy merecido Oscar al mejor maquillaje, realmente aterrador.

Siguientes 5 películas

Contacta con el autor

dagon.magnus(arroba)gmail.com


Los Caídos

Los Caídos
"No fue el fin... sino el principio"

The Jammers

The Jammers
"De pequeños queríamos ser estrellas del rock o tener poderes. Ellos consiguieron ambas cosas"

Perséfone

Perséfone
"La visión es el arte de ver lo que es invisible para otros"

Outcast

Outcast
"Puede verlo todo, y recordarlo todo... pero nadie puede recordarle a él"

Balamb Garden

Visitas